LLAMENOS al  952 257 351| 686 851 080

 Sinegroup Abogados Málaga   

Arroyo de la Miel   Torremolinos   Fuengirola   Ronda   Marbella 

Sinegroup Abogados | Despacho de Abogados en Málaga

CONDENAN A LOS PORTEROS DE LA DISCOTECA MALAVIDA DE MARBELLA POR PEGAR UNA BRUTAL PALIZA A UN CLIENT

Ocurrió a las 7.00 horas de la mañana del 11 de enero pasado. Francisco José F. G. acudió a una discoteca de Marbella para disfrutar junto a unas amigas de una noche de copas. La madre de una de ellas celebraba su cumpleaños, pero cuando la fiesta estaba a punto de acabar, fue agredido «brutalmente» por dos porteros del negocio, según consta en la denuncia, presentada en el juzgado de guardia de la localidad costasoleña.

En ese escrito de denuncia, la letrada del perjudicado, Victoria Bautista, asegura que se habrían cometido los presuntos delitos de lesiones físicas –con la agravante de ensañamiento– y de amenazas. Los hechos no sólo se dirigen contra tres de los vigilantes de seguridad, sino contra el propio negocio como responsable civil subsidiario.

Así, en la denuncia la abogada aclara que su cliente acudió a la discoteca para celebrar el cumpleaños de la madre de una de sus amigas, y para ello pagó religiosamente la entrada de 20 euros. «Todo transcurrió con normalidad hasta que sobre las siete de la madrugada del 11 de enero de 2015, uno de los vigilantes de la discoteca, sin mediar palabra, agredió brutalmente a Francisco F. G., llevándolo a golpes de puñetazo hasta la salida del recinto», refleja la letrada.

Bautista describe, además, de forma detallada los hechos en la denuncia: «Aún dentro de la discoteca, el vigilante comenzó agarrando a mi representado del cuello con tal ensañamiento que le rompió la cadena de oro macizo que llevaba, posteriormente le propinó varios puñetazos en la barbilla, en la cabeza, y en la región lumbar, tirándolo al suelo».

Luego, el mismo vigilante y un segundo comenzaron a darle «patadas, mientras un tercer seguridad únicamente observaba sin evitar los hechos». Una vez en la puerta del negocio, y siempre según refleja la abogada en su escrito, «un cuarto vigilante amenazó a mi representado con la condición de que, si denunciaba los hechos, le haría daño él también».

El perjudicado, consta en un parte de lesiones, sufrió lesiones en la cabeza, el cuello y la región lumbar que «le han provocado secuelas de tal envergadura que se encuentra impedido para desempeñar las labores propias de su empleo como funcionario».Ahora, recibe tratamiento y usa un collarín para sanar sus heridas en el cuello.

La letrada añade que su cliente no ha sido el único protagonista de hechos similares, sino que aporta junto a la denuncia un pantallazo de la página de Facebook del local en el que se encuentran comentarios de otros usuarios de la discoteca que relatan «el trato degradante y lesivo» de algunos de los profesionales.

La letrada reclama que su patrocinado sea examinado por un médico forense. También aporta fotos de algunos de los supuestos agresores y reclama los daños por las lesiones y sus secuelas. Asimismo, pide que se dé traslado del hecho al propietario de la discoteca para que identifique a los tres trabajadores denunciados, diga qué compañía asegura el negocio y la autorización administrativa del Ministerio del Interior que habilita a los tres vigilantes como personal de seguridad privada.